.

ECOLOGIA

.

.

.

LOMBRICULTURA


- RESIDUOS DE GANADERÍA - - RESIDUOS VEGETALES - - RESIDUOS DE AGRO INDUSTRIA - - LODOS DE DEPURADORA - - GOLF -


Proyectamos y construimos instalaciones para vermicompostaje tanto para tratamiento de residuos, como para la comercialización de humus y/o lombrices.

Se habla y se escribe intensamente de la necesidad de conservar el medio ambiente. El hombre aparentemente no se ha dado (o no quiere darse) cuenta que el camino que está siguiendo lo lleva a la total destrucción del medio que lo rodea, que los recursos energéticos no renovables de los que dispone se van agotando y que su forma de vida destruye el planeta.

Los seres humanos estamos ineludiblemente vinculados al medio ambiente, a la naturaleza. Dentro de la naturaleza hemos encontrado la respuesta a muchos problemas de contaminación orgánica y es justamente allí donde nace la lombricultura como una respuesta simple, racional y económica a este problema.

El control ecológico, el manejo de los recursos naturales, el reciclaje de desechos orgánicos y la contaminación ambiental están de moda, por lo que la lombricultura y el humus de lombriz tienen mucha difusión actualmente.

Paralelamente, como alternativa rentable solamente su desconocimiento ha permitido pasar por alto una gran fuente de riqueza que convierte los desperdicios orgánicos en un sustrato biológico muy rico en bacterias no patógenas. Los elementos factibles de transformar por medio de la lombriz, son todo tipo de estiércoles, (de vacunos, suidos, equinos, conejos, gallinas, etc.), materia vegetal (hojas, césped, rastrojos), papel, cartón, residuos orgánicos familiares, (restos de frutas, verduras, hierba), algunos residuos industriales (serrín, sueros, gelatinas), el lodo de las EDAR, y, en general, todos los residuos orgánicos que, con poco costo y trabajo, se pueden transformar totalmente, obteniendo un nivel de higiene que de otra forma resultaría más costoso, y generar a la vez vermicompost para mejorar el propio suelo, o de ser posible, lograr algún ingreso extra.

Es lógico pensar que al paso que vamos en poco tiempo estaremos completamente inundados por los residuos y las basuras. Las ciudades del mundo tienen planteado el importante problema de la eliminación de los residuos urbanos, tanto lo referente a las basuras como los fangos y lodos de las depuradoras. La quema de las basuras ayudó a solucionar en parte el problema, pero surgió el problema de las cenizas, y el permanente colapso de los rellenos sanitarios en las grandes ciudades.

La solución inmediata es seleccionar las basuras y con las lombrices podemos en un 100% regenerar y transformar las basuras, el fango y los lodos en un fertilizante orgánico. Hoy se puede afirmar en forma categórica, que ya se tiene una técnica perfectamente desarrollada cuyo fruto se puede apreciar en muchas partes del mundo.

Los restos de podas, basuras urbanas, lodos de depuradora o residuos agro-industriales ya no son problema para algunas ciudades siendo la lombricultura una solución en que no sólo se ven satisfechas las necesidades de eliminación de éstos, sino que el humus y la harina de lombriz, permiten sufragar una parte del costo y, eventualmente, obtener beneficios.

La lombricultura es una biotecnología que utiliza la lombriz como una herramienta de trabajo; recicla todo tipo de materia orgánica y obtiene como fruto de este trabajo dos productos: el humus, un fertilizante de primer orden que es la defecación de la lombriz y en su forma natural es utilizable como complemento proteico para muchas especies que mantenemos en cautividad para nuestro placer, o como cebo para pesca deportiva.

Esta biotecnología se inspira en el proceso que las lombrices han realizado durante millones de años en la naturaleza, pero se ha industrializado de tal manera, que en un periodo de tiempo más corto y en un área más reducida, puede lograr un producto que mantiene la misma calidad de aquel que se podría obtener en un bosque, fuente natural de producción de humus.

Asimismo es importante resaltar que la lombricultura respeta y debe respetar su fuente natural de inspiración y debe llevarse a cabo como sucede en la naturaleza. La lombricultura más allá de ser un negocio es una filosofía de vida y como tal hay que ser consecuentes con estos ideales. Un vermicompostador es la solución ideal para llevar esta actitud a nuestra vida cotidiana.

Si hablamos de reducir el impacto ambiental de nuestras actividades, sin lugar a dudas, la lombriz roja californiana, Eisenia Foetida, es el aliado más importante del ser humano; la razón es muy simple: consume residuos y excreta vermicompost (humus), o sea que transforma la contaminación en la riqueza del suelo. Precisamente a la inversa nuestra, que consumimos elementos cuya producción genera degradación del suelo y al mismo tiempo nuestros residuos contaminan el medio ambiente.

Existe en estado salvaje en prácticamente todo el mundo. Su extraordinaria capacidad productiva permite al criador amortizar rápidamente su capital invertido, y encontrarse en un tiempo breve con una actividad altamente productiva. Dicha productividad depende del conocimiento técnico que el lombricultor posea y de las condiciones que cada mercado tenga.

En las industrias, sobre todo alimenticias, hay algunos residuos que son factibles de tratar de esta forma. En los mismos hogares, se puede contar con una caja especialmente diseñada para consumir la basura orgánica producida por una familia y utilizar el humus para el propio jardín. (Vermicompostador)

En la ciudad: entre el 40 y el 60 % de los residuos recolectados son materia orgánica, que se puede transformar en humus, lo que significaría el doble de vida útil de cualquier sistema de disposición final y la generación de una gran cantidad de abono. Disminuir el volumen de materia a depositar en el vertedero, alargando su vida útil, y transformando gran cantidad de residuos, hoy contaminantes, en algo útil y productivo sin consumir energía es una meta. Por otra parte recordamos que en la Unión Europea ya existe una Directiva que prohíbe el vertido de materia orgánica en los vertederos, y que es de suponer esta norma legal se irá extendiendo a otros países en cuando la conciencia ecológica de sus ciudadanos así lo determine.

Muchas localidades tienen un problema importante con las explotaciones ganaderas, que producen gran cantidad de estiércoles y purines. La lombricultura es, en este caso, una solución excelente. Por no hablar de los lodos de depuración de aguas residuales, que tienen en la lombricultura un completo método de transformación.

Cuando pensamos en un negocio anexo a otra actividad, con el objetivo principal de la higiene o el reciclaje, no es indispensable estudiar en detalle el mercado, ya que el beneficio principal es otro y el posible ingreso por ventas es secundario.

Cuando se habla de micro empresas, con la lombricultura como eje principal, hay que ser muy prudente con las expectativas generadas. Hay que tener cuidado con los "vendedores de ilusiones", que en esta actividad hay muchos, que hacen ver la existencia de una posible rentabilidad muy alta en muy corto plazo. En primer lugar, hay que dejar bien en claro cuál puede ser el mercado de lo producido. En cualquier caso es importante tener en cuenta que la lombricultura es un método de tratamiento de residuos, y no, necesariamente, un negocio. El negocio es el tratamiento de residuos en sí, tanto económicamente como medio ambientalmente.

Las lombrices pueden ser vendidas a quienes recién se inician como pie de cría o a los pescadores. El humus puede ser vendido a quienes realizan una actividad de cultivos intensivos y por lo tanto necesitan agregarle nutrientes al suelo en forma permanente (huertas, viveros, floricultores, etc.), al consumidor final para su jardín o a los comercios dedicados a su reventa. Cada día es más importante el mercado de la agricultura ecológica.

Según nuestra experiencia, la realidad habla de una duplicación de la población en unos 3 - 4 meses, en condiciones normales de manejo. Incluso en el caso de que, por razones de un manejo no perfecto, el tiempo de duplicación se incremente la cantidad de lombrices producidas en un año es enorme. Se les alimenta una vez por semana y se les riega con agua diariamente. Al cabo de 3 - 4 meses cuando ya está lleno el cantero, se procede a sacar las lombrices. Con las lombrices que se sacan de una cuna se hacen dos.

Con respecto al humus, sin lugar a dudas, es la enmienda ideal para cualquier tipo de suelos. Es totalmente natural, mejora la porosidad y la retención de humedad, aumenta la colonia bacteriana y su sobredosis no genera problemas. Tiene las mejores cualidades y ninguna contraindicación.

La producción intensiva de la ganadería se basa en una alimentación con alto contenido proteico de las aves, cerdos, vacas y conejos con productos que son necesarios para la alimentación humana, es decir, se hicieron competidores de la base alimenticia del hombre. Lo más barato sigue siendo el uso de la proteína del pescado, pero los costos de producción de peces son altísimos. Para producir más cantidad de proteínas vegetal, debemos usar más intensamente la tierra y para ello aplicar grandes cantidades de abonos químicos. Pero esto también tiene límite. Las tierras se acidifican, se erosionan por el uso constante de arados y máquinas.

Dentro de este contexto, la lombricultura aporta una interesante iniciativa destinada a regenerar y abonar las tierras en forma natural y económica. Es decir, restablecer en los cimientos mismos de la vida del hombre un proceso que desde tiempos inmemorables era tarea de la lombriz... airear y abonar nuestra tierra.

El único cuidado se deriva del origen del residuo transformado: si el mismo proviene de estiércoles, materia vegetal o industrias en las cuales no haya posibilidades que se incorporen restos de metales pesados o pesticidas, se puede utilizar con cualquier destino; en cambio si los residuos provienen de RSU o lodos de cloaca posiblemente su único destino sea la floricultura, reforestación o jardinería.

Lo ideal es realizar esta actividad como un anexo de otra, y pensar que es una actividad "secundaria" es decir que complementa una actividad primaria que es la que genera los recursos para ser reciclados y que de esa manera cerraremos un ciclo en la cual la actividad primaria se verá beneficiada. Si se comienza como micro empresa con eje principal en la lombricultura, asentado en los ingresos por ventas, hay que tener en cuenta la realidad productiva y el mercado para ver la rentabilidad a medio plazo.

Desde el principio hemos trabajado y puesto todo nuestro esfuerzo para que esta actividad creciera en forma constante y seria, pero lamentablemente, y como siempre sucede, no faltan los oportunistas que aprovechándose del entusiasmo que la lombricultura despierta en mucha gente, se ponen a ofrecer quimeras como la de "ganar grandes cantidades de dinero en corto tiempo con la producción de lombrices y humus". Esto es totalmente falso y los únicos que se han enriquecido han sido estas personas que luego de un tiempo abandonan a aquellos que embarcaron en la actividad.

En la naturaleza no existen secretos, sino ignorancia de sus procesos el tiempo será nuestra mejor ayuda ya que los errores cometidos son nuestra mejor escuela. Con "dos dedos de frente y una pizca de criterio" podemos iniciar la actividad. Nuestros consejos son:

·                    Asesórese en un lugar serio. Necesita conocimiento sobre la biología y comportamiento de la lombriz o un buen Asesor Técnico

·                    Comience despacio. No haga grandes inversiones iniciales. Al comienzo todos cometemos errores. Que estos errores no le produzcan grandes quebrantos financieros.

·                    Haga una planificación a largo plazo. Piense qué va a necesitar cuando duplique o triplique la producción, y de dónde sacará esos elementos.

·                    La lombricultura a escala comercial es una actividad que exige (como toda otra industria moderna) gran eficiencia.

·                    Por último, cuando evalúe la inversión no se olvide de la más importante: SU trabajo, un elemento difícil de ponderar pero decisivo para el resultado de la explotación.

Esta industria necesita solo una mínima inversión e infraestructura. Un criadero de lombrices del orden de una hectárea produce entre 50 a 70 toneladas de nitrógeno por año, aprovechable, aparte de contribuir al reciclaje de los desechos orgánicos. Para ver la factibilidad económica de un modulo de lombricultura, considere:

·                    Si dispone de suficiente alimento a costos muy bajos o negativos.

·                    Si puede percibir una cantidad por la eliminación de los residuos orgánicos.

·                    Si tiene acceso al mercado o puede utilizar el producto en cultivos propios.

·                    Si puede conseguir un excelente pie de cría.

Lo primero para plantear un modulo de lombricultura económica es tener el alimento disponible, es decir tener residuos orgánicos aceptables por las lombrices en volumen suficientes cerca del modulo.

La producción comercial se debe manejar como cualquier tipo de producción animal, con las ventajas de que no contraen enfermedades, tienen fácil manejo y rapidez en el inicio de la producción de abono.

Cada vez es más problemático resolver las necesidades alimenticias de la creciente población mundial, en muchos países la desnutrición infantil es una alarma que debería llamar la atención de todos.

Es evidente el fracaso de la implementación de fertilizantes químicos con respecto a su efecto residual tóxico, y ya, a finales del siglo XX, vuelve a comenzar el ciclo que consiste en la mayor implementación de lombrices para reciclar los desechos orgánicos, como se hacía en la antigüedad. Y no es que la utilización de fertilizantes sea el causante directo de la contaminación agrícola, más bien su uso indiscriminado y negligente, y por esto la utilización de las lombrices contribuye enormemente a reducir el impacto producido por estos productos, y ayuda a conservar el medio natural, donde el hombre también es un ser vivo, que tarde o temprano podría sufrir las consecuencias por destruirlo.

De las múltiples especies de lombrices (más de 8.000), la lombriz Eisenia Foetida; ha sido adaptada satisfactoriamente en muchos países (Europa, Norte, Centro y Sud América) donde se la utiliza con gran éxito. Se ha experimentado con ella en distintas condiciones de clima y altitud, y vive en cautiverio sin fugarse de su lecho. Sus principales ventajas son:

·                    Es extraordinariamente prolífera

·                    Come, con mucha voracidad, todo tipo de desechos orgánicos

·                    La digestión de los productos mencionados anteriormente produce enormes cantidades de humus, que es la base de la fertilidad del suelo.

| - ANTORCHAS - | COMPOSTAJE - | - VERTEDEROS - | - AGUAS RESIDUALES - |

| - INCINERACIÓN - | - TRATAMIENTO DE FANGOS - |- VERMICOMPOSTAJE - |

| - BIOGÁS - | - TRATAMIENTO DE AIRE, HUMOS Y GASES - | - SECADEROS - |

| - RECUPERACIÓN DE RESIDUOS - | - ENERGÍAS ALTERNATIVAS - |

TODOS LOS PRODUCTOS Y SERVICIOS SON FRUTO DE NUESTRA EXPERIENCIA Y TECNOLOGÍA. CONSÚLTENOS SUS NECESIDADES.

HORNOS

emison-contacte