.

Portada Emison Medio Ambiente

.

.

.

BIOMASA

Aunque su nombre induzca a pensar todo lo contrario, la biomasa fue el primer combustible utilizado por la humanidad. De una forma genérica, se entiende por biomasa toda masa de material vivo renovable presente en un organismo u organismos, incluyendo parte de material inerte, como el pelo y las plumas de los vertebrados o la pulpa de los árboles.

La energía que se puede obtener de la biomasa proviene de la luz solar, que, gracias al proceso de fotosíntesis, es aprovechada por las plantas verdes mediante reacciones químicas en las células vivas para coger dióxido de carbono del aire y transformarlo en sustancias orgánicas. Con este proceso de conversión, la energía solar se transforma en energía química que se acumula en diferentes compuestos orgánicos y que es incorporada y transformada por el reino animal y vegetal.

Las posibilidades de aprovechamiento energético de la biomasa son muy muchas y variadas, y están ligadas a la posibilidad de otros usos de los residuos de madera y agrícolas como materia prima, alimento o material reciclable. El concepto de biomasa energética incluye los materiales de origen biológico que no pueden ser utilizados con finalidades alimentarias o industriales. No se puede obviar que las plantas y otras formas derivadas de la biomasa sirven al hombre de más maneras que como fuentes de energía, por ejemplo como alimento, medicinas, como materiales de construcción y, en el caso de las plantas verdes, como productores de oxígeno.

La utilización tradicional ha sido la quema de leña para la obtención de calor, aplicado a calefacción, cocina y hornos y calderas principalmente, y la obtención de carbón vegetal para prácticamente los mismos usos.

La generación de energía mediante la utilización y el aprovechamiento de productos naturales es una de las industrias del futuro. Es un área en pleno desarrollo que ya tiene en nuestro país las primeras instalaciones de nueva tecnología. La principal biomasa para fines energéticos es la de los bosques.

Actualmente, además de los usos tradicionales, la biomasa se utiliza:

·                  Transformando las maderas residuales y restos  de las industrias forestales y agrícolas en astillas o pellets para facilitar el transporte y poder automatizar los procesos de combustión.

·                  Destilando los residuos de madera y muchos residuos orgánicos para la obtención de gas y la generación de energía eléctrica

·                  Transformando leñas en carbón

Es una fuente de energía inagotable, sin impacto medioambiental alguno, fácilmente almacenable y de bajo coste, aprovechable para transformarla en calefacción doméstica, ACS, calefacción comunal o industrial, secado, generación de vapor o electricidad… Actualmente tiene prácticamente los mismos usos que el gasóleo o el gas.

Desde un punto de vista de aprovechamiento energético, la biomasa se caracteriza por tener un bajo contenido en carbón y un elevado contenido en oxígeno y en compuestos volátiles. Los compuestos volátiles, con presencia de dióxido de carbono, monóxido de carbono e hidrógeno, son los que concentran una gran parte del poder calorífico de la biomasa. Su poder calorífico depende mucho del tipo de biomasa considerada y de su humedad. Esta característica, junto con el bajo contenido en azufre, la convierten en un producto especialmente atractivo para ser aprovechado energéticamente.

Es importante destacar también el aspecto ambiental de la biomasa. Su aprovechamiento energético no contribuye a aumentar el efecto invernadero ya que el balance de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera es neutro. En efecto, el dióxido de carbono generado en la combustión de la biomasa es reabsorbido mediante la fotosíntesis en el crecimiento de las plantas necesarias para su producción y, por tanto, no incrementa la cantidad de CO2 presente en la atmósfera. Por el contrario, en el caso de los combustibles fósiles, el carbono que se libera a la atmósfera es el que se ha fijado en la tierra durante miles de años.

La energía de la biomasa es utilizada principalmente para la producción de biogás, la generación de energía térmica para el secado de productos agrícolas o calefacción, y la generación de electricidad mediante la combustión de residuos.

Existen muchos tipos de combustibles de biomasa. Los más utilizados son la biomasa leñosa o madera, residuos del procesado de la madera y paja como residuo agrícola; mientras que otros, menos utilizados como combustibles, son la biomasa procedente de residuos ganaderos.

Desde hace relativamente poco, la generación de residuos urbanos e industriales se ha incrementado de tal forma que actualmente su gestión y tratamiento supone uno de los principales problemas ambientales de nuestra sociedad. La valoración energética de la parte orgánica de estos residuos, combinada con procesos de recogida selectiva, constituye una opción de aprovechamiento limpia y efectiva.

Fabricamos equipos para el control de las emisiones gaseosas producidas durante el proceso de aprovechamiento de la biomasa y podemos suministrar las calderas u hornos necesarios.

Disponemos también de prensas y trituradoras para el acondicionamiento de la biomasa. Consúltenos sus necesidades.

 

* HORNOS INDUSTRIALES * EQUIPOS DE SECADO * ARTES DEL FUEGO (CERÁMICA - ESMALTE - FORJA - VIDRIO) *

* EQUIPOS PARA JOYERÍA * EQUIPOS PARA MINERÍA, CAL, YESO Y CARBÓN * TRATAMIENTOS TÉRMICOS DE METALES *

* INDUSTRIA DENTAL Y LABORATORIO *HORNOS PARA LIMPIEZA TÉRMICA * EQUIPOS PARA INCINERACIÓN *

* ESTUFAS, SECADO Y CALEFACCIÓN * HORNOS PARA FUNDICIÓN * HORNOS PARA LIMPIEZA TÉRMICA *

* CUADROS Y ELEMENTOS DE CONTROL * HORNOS DE ALTA TEMPERATURA  * HORNOS PARA INDUSTRIAS ALIMENTARIAS  *

 

TODOS LOS PRODUCTOS Y SERVICIOS SON FRUTO DE NUESTRA EXPERIENCIA Y TECNOLOGÍA.

 

CONSÚLTENOS SUS NECESIDADES.

 

| - MEDIO AMBIENTE - |

 

emison-contacte