.

Portada Emison Medio Ambiente

.

.

.

HORNOS DE INCINERACIÓN

GENERALIDADES

Los hornos EMISON para incineración, a la contrastada calidad de todos nuestros productos, avalada por más de 60 años de Imai 30 abiertoservicio y constante investigación unen los últimos avances tecnológicos en microelectrónica y aislamiento, aplicados específicamente a hornos de incineración, consiguiendo los excepcionales resultados que nos han llevado a ser líderes en el campo de la incineración.

Sirven para realizar ensayos de planta piloto o para la realización de pequeñas incineraciones de acuerdo con la capacidad de cada modelo. También se utilizan en la cremación de animales de laboratorio, tales como ratones, ratas, cobayas, conejos, perros monos…, especialmente si existe riesgo de contaminación biológica o radiológica. Es estos casos se instalan sistemas para la retención de partículas radiactivas en los humos, así como los dispositivos de seguridad que se acuerden.

Los hornos EMISON, serie FIG, a la contrastada calidad de todos nuestros productos, unen los últimos avances en microelectrónica y aislamiento, aplicados específicamente a hornos para incineración, consiguiendo los excepcionales resultados que nos han llevado a ser líderes en el campo de la incineración de animales.

Son fruto de un cuidado diseño y todo el know how de un equipo de profesionales especialistas en la construcción de hornos. Como consecuencia nuestros hornos ofrecen mínimo mantenimiento, funcionamiento constante y sin averías, fácil manipulación y control del trabajo y la mejor relación de costo por unidad tratada. El horno está fabricado con los más modernos materiales, de gran calidad y conceptos de alta tecnología, que nos permiten ofrecer una garantía total de cinco años.

El horno se entrega listo y preparado para empezar a funcionar inmediatamente, y rentabilizar rápidamente la inversión.

Nuestros hornos están fabricados íntegramente en Barcelona, Catalunya (España), sin la utilización de partes provenientes de países en expansión, de dudosa calidad. Tampoco importamos hornos de éstos países.

Al ser fabricantes y no utilizar partes provenientes de los países emergentes de Asia u otros de bajo precio y nula calidad podemos ofrecer la máxima garantía. Es posible que encuentren hornos con un costo de compra inferior, provenientes en todo o en parte de China y otros países asiáticos principalmente, pero no es posible comparar calidades ni duración del horno.

Todos nuestros productos son de tecnología propia, fruto de nuestro departamento de I + D, al que dedicamos un 3% del conjunto de nuestra facturación. Ello nos permite ofrecer los mejores precios del mercado al no tener que pagar costosos royalties. Somos la única Empresa que puede ofrecer 5 años de garantía en todos nuestros hornos de serie.

Hace más de 50 años que fabricamos hornos de incineración, con más de 425 unidades vendidas en más de 40 países. Somos, con diferencia, la Empresa española con más experiencia.

Además de la garantía de una empresa con más de 60 años en el mercado, siempre fiel y al servicio de sus clientes, EMISON dispone de una empresa propia servicio técnico, SATE, con delegaciones en toda España y varios países de Europa y América, que puede encargarse de formar al personal encargado del funcionamiento del horno, y realizar el mantenimiento preventivo y correctivo.

Disponemos de recambios originales para todos nuestros hornos de entrega inmediata, incluso los de más de 50 años. Al ser fabricantes podemos efectuar, siempre bajo presupuesto, las modificaciones que consideren oportunas para su caso concreto.

La serie FIG se ha estudiado específicamente para su utilización en plantas piloto, pequeñas incineraciones o la incineración de animales y sus restos sin problemas de olores ni humos, cumpliendo la legislación vigente, y sin necesidad de disponer de personal cualificado dada su extrema sencillez de manejo.

Permite también el incinerar otros residuos, como maderas, papeles, basuras etc., sin sobrepasar la capacidad máxima del horno ni la temperatura máxima de operación (1.000ºC). Es el equipo ideal para realizar pruebas de incineración a escala de planta piloto.

CONSTRUCCIÓN

El horno se presenta en un atractivo mueble de construcción metálica, a partir de chapas y perfiles de acero laminado, con un tratamiento especial anticorrosivo, de gran robustez, con avanzado diseño y pintura epoxídica de agradables tonos, lo que le confiere una larga vida y un acabado estéticamente agradecido.

El gran conocimiento de los materiales y su comportamiento, con más 50 años de experiencia en hornos de incineración (la primera instalación se realizó en 1.962 en una granja de cerdos), nos permite una construcción sencilla y robusta, con una gran economía de materiales y un costo inferior a los convencionales, sin pérdida, sino al contrario, de calidad y duración.

La cámara de combustión está construida mediante hormigones refractarios de alta resistencia mecánica para garantizar una larga vida. El aislamiento se realiza mediante fibras minerales y cerámicas de baja masa térmica y gran poder calorífico, cuidadosamente dispuestas en estratos para reducir las pérdidas de calor. La parrilla es fija, construida en cerámica refractaria, y las cenizas producidas caen sobre un cenicero para su extracción manual.

La construcción con hormigón presenta indudables ventajas sobre la tradicional mampostería de ladrillos refractarios, reduciendo costos de mantenimiento y limpieza.

La puerta es de apertura manual. Una segunda puerta en el cenicero permite la cómoda extracción de cenizas sin necesidad de parar la incineración.

La calefacción es mediante GLP, y el control de la temperatura de la cámara está asegurado por un regulador electrónico con visualizador digital.

CONTROL

El control del horno se realiza mediante pirómetros electrónicos que manejan los quemadores en función de la temperatura programada, ajustando el consumo a las necesidades en todo momento y garantizando un mínimo consumo, inferior en más de un 40% al que ofrecen otros fabricantes pues aprovechamos al máximo el poder calorífico de los restos al quemarse.

La aportación de aire secundario de combustión se realiza mediante válvulas manuales aprovechando el tiro generado por la chimenea, garantizando la presencia en los humos del 6% de oxígeno que exige la normativa sin sobrepasar el aire necesario, con menor emisión de humos y de mejor calidad, que cumplen sobradamente, y lo garantizamos, las normativas catalana, española y europea sobre la incineración.

COMPLEMENTOS

Opcionalmente pueden incorporarse al horno todo tipo de controles y automatismos, así como otros sistemas de depuración de humos, si se utiliza para incinerar materiales como plásticos u otros que puedan desprender gases nocivos, sistemas de inertización de cenizas, etc. Consúltenos sus necesidades.

FUNCIONAMIENTO

El principio de funcionamiento de estos hornos se basa en la descomposición pirolítica, quemando la materia orgánica, que desaparece en forma de gases no contaminantes. El funcionamiento es continúo con cargas sucesivas.

Las materias a quemar se cargan de forma manual en el horno mantenido a la temperatura adecuada mediante el funcionamiento de las resistencias, y la acción del pirómetro de control, que se encarga de regular las calorías aportadas al horno en función de las necesidades.

Al abrir la cámara puede efectuarse la carga de las materias a destruir. La aportación de aire secundario asegura la perfecta combustión, que se realiza en una atmósfera altamente oxigenada y a una temperatura óptima para minimizar la producción de humos e inquemados lo que evita la formación de olores.

La aportación de aire secundario es producida por la entrada de aire, regulado mediante una válvula, provocado por el efecto de la chimenea, y asegura la perfecta combustión, que se realiza en una atmósfera altamente oxigenada por la aportación de aire y a una temperatura óptima para minimizar la producción de humos e inquemados lo que evita la formación de olores.

Antes de su eliminación los humos pasan por una cámara de postcombustión para el tratamiento de los gases a 850ºC, asegurando de esta forma un escrupuloso cumplimiento de le legislación sobre emisiones a la atmósfera.

La aportación de aire en ésta segunda cámara se efectúa como en la primera.

SISTEMA DE DEPURACIÓN

Los humos generados en la incineración deben ser depurados en función de su impacto sobre el medio ambiente. Los malos olores que pueden emanar los humos son normalmente destruidos al nivel térmico alcanzado en la cámara de combustión. Los principales contaminantes generados son CO, y partículas.

La directiva 89/369 de la CEE impone unas condiciones determinadas en el caso de la incineración de residuos: respecto a las condiciones de diseño se exige la permanencia de los gases de combustión, con un contenido mínimo de O2 de 6% la permanencia como mínimo de 2 segundos a 850ºC.

Además en los gases de combustión la concentración de CO no deberá exceder los 100 mg/m3 y los compuestos orgánicos en los gases los 20 mg/m3. También se fijan unos límites (en mg/m3) de contaminantes en los gases de emisión.

Todos nuestros equipos se han diseñado para el riguroso cumplimiento de las normas derivadas de las leyes Autonómicas, Españolas y Europeas, cumpliendo también las de los países destino en caso de exportación (en algún caso es necesario realizar alguna modificación, por ejemplo cuando piden una salida de humos a baja temperatura), por las que se regulan las instalaciones de incineración de residuos y los límites de sus emisiones a la atmósfera así como las relativas a la incineración de residuos. Periódicamente se actualizan para cumplir las normas que se incorporan a la legislación catalana, española o europea. Asimismo se pueden complementar para cumplir con las de otros países.