.

Portada Emison Medio Ambiente

.

.

.

HUMEDALES ARTIFICIALES

Es necesario modificar los sistemas de gestión de las aguas residuales corrigiendo los enfoques, en muchos casos erróneos o anticuados.

Las aguas residuales deben considerarse, dentro de la gestión excelente de los residuos, como una materia prima que contiene una serie de productos útiles, como la misma agua, la materia orgánica y algunas sales. En contrapartida puede contener productos perjudiciales que es necesario eliminar.

Para el tratamiento de aguas residuales en pequeñas agrupaciones, ya sean casas aisladas, residencias u hoteles, pequeñas urbanizaciones, campamentos, etc. creemos que una buena solución es la creación de humedales artificiales, un sistema natural de depuración, que no produce olores ni contaminación de ningún tipo, que no requiere mantenimiento ni conocimientos especiales para su implantación y manejo.

Un humedal, además de asegurar la perfecta depuración del agua, permite crear un micro sistema utilizable por la fauna y, en consecuencia, enriquecer la del entorno. Las necesidades de terreno se cifran en 2'5 - 9 m2 por habitante

La geometría del terreno puede ser cualquiera, así como su pendiente y naturaleza. Sobre el terreno se plantarán diferentes especies vegetales para permitir la correcta depuración del agua.

Las obras a realizar serán las necesarias para acondicionar el terreno y efectuar las siembras o plantaciones de los vegetales adecuados. Las obras se contratarán in situ y consistirán en eliminar la vegetación existente y efectuar los movimientos de tierras necesarios para garantizar una adecuada permanencia del agua en el humedal. Podemos realizar el suministro de la vegetación, la plantación y dirección de obras.

Será su elección decantarse por una zona soleada o por una más sombría. Existen muchas variedades de plantas de humedal para ambos tipos de zonas. Además algunos hábitats sombríos disfrutarán del sol. La forma también es un problema de gusto. Sin embargo, lo más natural es que las plantas se distribuyan al azar. Las formas oval o irregular resultarán más naturales que las formas cuadrada o rectangular.

En el caso de un humedal grande conviene colocar unos cuantos bloques de cemento alrededor y taparlos con piedras. De esta forma, se facilita el acceder al centro del arriate para su mantenimiento sin tener que pisar el fango.

Existen dos etapas de floración para las plantas del arriate. La mayoría de las plantas florecerán en primavera y el amarillo, el azul y el blanco serán los colores más característicos. La hosta y los helechos añaden además su follaje durante el período de vegetación. Ya avanzado el verano, el astilbe rosa se une al conjunto con las Chelone lyonii (disponibles en rosa, blanco y rojo).

| - ANTORCHAS - | COMPOSTAJE - | - VERTEDEROS - | - AGUAS RESIDUALES - | - VERMICOMPOSTAJE - |

| - INCINERACIÓN - | - LOMBRICULTURA - | - INERTIZACIÓN CENIZAS - | - TRATAMIENTO DE FANGOS - |

| - BIOGAS - | - TRATAMIENTO DE AIRE, HUMOS Y GASES - | - SECADEROS - | - RECICLADO - |

TODOS LOS PRODUCTOS Y SERVICIOS SON FRUTO DE NUESTRA EXPERIENCIA Y TECNOLOGÍA. CONSULTENOS SUS NECESIDADES.

| - ECOLOGÍA -  | - HORNOS - |